lunes 21 julio, 2008
Etiquetas: ,

El Barrio Huemul, Barrio obrero y primera ciudad de Satélite

El Barrio Huenul es uno de los barrios sitios más singulares de Santiago antiguo, enclavado en un sector netamente comercial, está escondido principalmente por las características de su emplazamiento. Hemos querido plasmar acá su historis y su presente.

En 1910, el Presidente Ramón Barros Luco prestó oídos a las ideas del arquitecto Ricardo Larraín Bravo para levantar un barrio modelo para los obreros, comerciantes del sector y empleados fiscales. La primera ciudad satélite de la capital. Esta población se caracterizó por ser un conjunto habitacional que pretendía darle una mejor calidad de vida a los sectores bajos de la ciudad, siendo creado por la Ley de Habitaciones Obreras de 1906: “La leycontemplo la creación de los Consejos de habitaciones para Obreros entre cuyas atribuciones estaba la de favorecer la construcción de viviendas higiénicas y baratas destinadas a ser arrendadas o vendidas, tomar medidas conducentes al saneamiento de las habitaciones obreras existentes, fijar las condiciones de las nuevas viviendas destinadas a los grupos proletarios y fomentar la creación de sociedades de construcción”.

Bajo este contexto histórico es en el que se sitúa la población Huemul, un barrio que se emplazó: “en un sector en la periferia Sur de Santiago ubicado cerca de la línea del ferrocarril decircunvalación. Este lugar se había caracterizado por una baja densidad habitacional, ya que estaba conformado principalmente por chacras y ranchos. Sin embargo, a partir de 1895 comienzan a instalarse en este sector distintas fábricas como la de vidrios y una refinería de azúcar lo que produjo la creación de algunas viviendas y conventillos para sus trabajadores.

Es en esta zona donde la Caja de Crédito Hipotecario decide comprar unos terrenos, hecho que consta en la escritura del Registro de Propiedades del Conservador de Bienes Raíces. Este terreno se encontraba entre la Fabrica de Vidrios por el Oriente y la refinería de Azúcar por el Poniente, mientras que por el Norte limitaba con la calle Franklin y por el Sur con la calle Placer”.

La población Huemul se caracteriza por ser un conjunto que: “involucró la edificación de 166 casas y se construyó en una superficie de 25.434 m2; el diseño contempló áreas de servicios con escuela, capilla,Teatro, caja de ahorros y plazas. Desde el punto de vista arquitectónico el conjunto está caracterizado por ‘una gran uniformidad formal en sus fachadas, que conforman diversas calles corredor, las que desembocan en una plaza, donde se destacan sus edificios de equipamiento. Las casas corresponden a una tipología con patios centrales y corredores exteriores, con los servicios ubicados al fondo del terreno y sus habitaciones abiertas a los corredores y hacia la calle’”. En ese entonces no se escatimaron en gastos, como las palmeras traídas desde Islas Canarias , planchas de zinc y clavos triangulares fabricados en Liverpool y vigas de finas maderas. Por primera vez se reemplazó el adobe por bloques de cemento con materia prima de Pórtland, también de origen inglés.

Desde 1994 la Corporación de Desarrollo de Santiago y los vecinos organizados en un Comité de Adelanto trabajan en la preservación de este sector de singular origen, rescatando el carácter residencial del lugar y establece la categoría de sitio de conservación histórica, que impide la destrucción de las fachadas en el casco antiguo de la población Huemul.

Natalia Moreno en un estudio titulado “Barrios de Santiago ¿Ruptura o Continuidad?, hace un estudio técnico del Barrio y sus características: ”Primeramente se podría definir como una cualidad del barrio, su conformación como una zona morfológica homogénea, identificable como una unidad. Esta homogeneidad esta dada por la continuidad y uniformidad que brindan las fachadas de las viviendas, que a pesar de responder a distintas topologías interiores, externamente todas se muestran iguales, armónicas y con una buena imagen urbana de conjunto.También se podría señalar que el barrio queda contenido dentro de límites identificables, estos corresponderían a la calle San Diego por el oriente, la Autopista central por el poniente, la calle Franklin por el norte y el parque Isabel Riquelme por el sur.

El que sus limites sean identificables y claros le permite al barrio reafirmarse como unidad y por lo tanto valores intangibles como el sentido de identidad y comunidad. Los limites del barrio lo diferencian del resto de la ciudad, así como también lo integran a la trama citadina.

Otra de las cualidades rescatables es que dentro del barrio Huemul, existe un orden, es decir, aparecen elementos jerárquicos, como hitos (parroquia, teatro) y espacios públicos nodales (plaza Huemul, plaza Hnos. Matte). Estos elementos urbanos permiten al habitante del barrio o al simple peatón de la ciudad orientarse fácilmente, el espacio urbano se presenta ante el sujeto claramente, no hay confusión, por lo tanto, es agradable estar dentro de él.

Sus medidas hacen que sea un barrio absolutamente caminable, permitiendo la movilidad del peatón. Las pocas cuadras que lo comprenden y la cantidad de equipamiento que lo circundan permite que el habitante tenga todo a mano, por lo tanto, que sus movilidades sean menores y su tiempo sea mejor aprovechado, aumentando su calidad de vida.

Ahora es esta última cualidad la que se ve más afectada en este barrio, y que tiene que ver con la capacidad de llegada a los diversos equipamientos. La ruptura tangible del barrio se ve afectada directamente por su programa, que con el paso del tiempo ha ido quedando obsoleto, es aquí donde se debe poner especial relevancia porque sino se realiza una actualización de este, se puede provocar la total desaparición del barrio. Puede que la enorme cantidad de equipamientos que tuvo el barrio (teatro, biblioteca, escuelas, caja de ahorros, parroquia, maternidad, etc.), y que lo convirtieron en uno de los mejores ejemplos, en términos de calidad de vida barrial, provoque su misma obsolescencia.

La puesta en valor del barrio no sólo responde a términos tangibles, también tiene que ver con todas las cualidades intangibles que pertenecen al barrio y que están relacionadas con las definiciones sociológicas e históricas que se construyen en torno a este. El establecer si el barrio Huemul responde a los valores intangibles establecidos es un factor mucho más difícil de ser comprobado, puesto que está en directa relación con el sujeto, por lo tanto, pertenecería a otras ramas de las ciencias hacerse cargo.

Pero, a pesar de ser un factor difícil de ser cuantificado se puede establecer a través de la observación, algunas cualidades intangibles, que quedan aquí mencionadas sólo como elementos descriptivos para su posterior investigación.

Una de esas cualidades intangibles correspondería a la sociabilidad, que dentro del barrio Huemul se observa a través de la constitución de diversos agentes representantes de la participación ciudadana. El “Comité de Adelanto” del barrio Huemul vendría a ser una representación patente de la red social del barrio, constituyéndose como un organismo que identifica necesidades comunes y despliega acciones conjuntas para el mejoramiento de la calidad de vida del barrio. Este comité se encuentra actualmente organizado y funcionando ,y ha realizado diversas acciones barriales como lo constituyen la restauración del teatro Huemul, la remodelación de platabandas, la pintura de fachadas, el estudio del seccional y la gestión para promover la actividad gastronomica del barrio.

Otra de las cualidades intangibles que son importantes de ser mencionadas en torno a este barrio tienen que ver con la memoria colectiva que se construye sobre este, más específicamente con los hechos históricos que se construyeron a lo largo del tiempo y que hacen que el barrio Huemul sea un barrio importante de ser revalorado para evitar la desaparición de parte de la historia tangible que pertenece a los santiaguinos. El poner en valor la memoria histórica del barrio sería una alternativa para evitar su obsolescencia y pondría al barrio Huemul dentro del circuito histórico patrimonial de Santiago.

Es a través del reconocimiento que se ha hecho tanto de los patrones tangibles como intangibles de los antiguos barrios, que se puede provocar la anhelada continuidad del concepto, al revalorizarlos y ponerlos en la memoria del colectivo urbano.”

Enlaces relacionados con el tema
Autor/Fuente
MiDulcePatria Documentado de Barrios de Santiago ¿Ruptura o continuidad, Natalia Moreno (Centros de Estudios arquitectónicos Universidad Central)
separa_entrada