sábado 18 septiembre, 2010
Etiquetas: ,

Que se espera del “Bicentenario”

Que se espera del “Bicentenario”

Estamos celebrando el Bicentenario, 200 años de vida como República independiente; Sabemos que son muy pocos años comparado a otras nacionas que tienen siglos de vida y progreso, pero estas dos centurias son nuestras, son nuestro orgullo.

Si miramos el periplo nos encontramos con una efervescencia contínua, no sólo de fiestas, sino de procesos. Pasamos de un sistema colonial basado en los privilegios de los “godos”,  a un sistema con base en la novísima ideología Republicana. Caímos en los previsibles vicios de novatos, pues vivíamos atados a los caprichos de una clase oligárquica que reinaba y disponía de los recursos y de la gente.

Con el pasar del tiempo ciertos sectores fueron contagiados del pensamiento humanista y creció no sólo la ciencia, también las ideas de igualdad, todo esto a mediados del siglo XIX; pero todo esto era recién un sueño, tuvimos que esperar mas de un siglo para que la sociedad empezara a tener real conciencia de los derechos que por naturaleza debe tener cada persona.

La “cuestion social” hechó raíces en la gente, las desigualdades provocaron efervecencia, eran los primeros intentos de crear una sociedad más justa. La riqueza del salitre se convirtió en el germén de la explotación y de la conciencia social de los trabajadores. Ése es el contexto del centenario, en el que unas pocas personas vieron con claridad que debía haber un equilibrio entre producción y confort laboral.

La idea de mejoras sociales hicieron eco en muchos pro-hombres, se comenzó a pensar acerca de una vivienda digna, un horario laboral de características humanitarias y en que el mayor aporte que el Estado puede dar a sus sociedad es la “Educación”, pues así Pedro aguirre Cerda afirma en la década del 40 que “Gobernar es Educar”.

Mucha agua pasó bajo el puente después, persecuciones políticas, aciertos y malos manejos económicos, etc. Lo importante es visualizar que hicimos mal, que carencias hay, de que manera portenciamos nuestras debilidades como nación, como sociedad, como familia. Se ha escuchado decir desmasiadas veces que somos un país sin memoria, pero lo inmensamente importante en este hito histórico en que nos encontramos es saber mirar al pasado, repasar, corregir y proyectar.

Creemos que lo más importante en estos momentos, junto con ordenar los recursos es dedicar un mayor esfuerzo en la “fiscalización”. Ese es el gran problema de las naciones latinoamericanas, los recursos que se filtran entre los dedos son demasiados para instituciones que no se destacan por tener una gran entrada de dinero.

Si fueramos más eficientes en gastar los recursos, asignándolos para ciertas materias y después exigiendo la rendición de los gastos siguiendo el ejemplo de instituciones privadas eficientes sería un gran estímulo para que estos mismso recursos pudieran satisfacer no sólo las agendas sociales, sino que pudieran en gran mediad invertirse en cultura, infraestructura y deporte.

Si bien es importante crear hitos tangibles como edificios y proyectos constructivos, debe éste ser el tiempo para repensar la nación en todos sus aspectos, concibiendo que el desarrollo no pasa solamente por el bienestar económico sino mas bien por el desarrollo intelectual de dichas sociedades. ¿Qué sacamos con entregar el doble de recursos a educación, salud o transporte si éstos van a ser despilfarrados?.

El Servicio de Impuestos Internos con todas sus carencias es una de las entidade públicas de las cuales debemos sentirnos orgullosos, ya quisieran esa gestión otros países hermanos. Pero ¿cuál es la clave de su eficiencia en recaudar impustos?, la fiscalización.

Por eso ésta palabra será el concepto fundamental para encarar el tricenetnario, de otra manera seguiremos asignando cada vez más recursos y no viendo resultados óptimos.

Les deseamos una muy buena fiesta patria y que ésta no sea solamente un episodio de jolgorio sino un momento de evaluación en el cual pensemos cada uno de nosotros ¿cuál es el aporte que yo hago a mi nación?.

Autor/Fuente
MiDulcePatria
separa_entrada