jueves 8 octubre, 2009
Etiquetas: , ,

Patrimonio Nacional, el caso del Palacio Pereira

“Palacio Pereira es monumento nacional, esto implica que su valor patrimonial y aporte a la ciudad es tal, que está catalogado con la más alta consideración respecto a un bien de este tipo……..
En este momento el edificio está absolutamente abandonado y a un pelo de caerse, de hecho, el próximo temblorcillo, seguro se le cae un pedazo de la esquina que esta particularmente propensa.”

Palacio Pereira es monumento nacional, esto implica que su valor patrimonial y aporte a la ciudad es tal, que está catalogado con la más alta consideración respecto a un bien de este tipo……..

Queda ubicado en la esquina de la calle Huérfanos y San Martín, en la comuna de Santiago.

Fue construido en el año 1872, por el arquitecto Lucien Ambroise Hénault, por encargo de Don Luis Pereira Cotapos, destacado hombre público de la época.

Don Luis Pereira disfrutó de su mansión hasta 1909 año en que falleció. Su viuda, Carolina Iñiquez Vicuña,, mantuvo la casa hasta su muerte en 1932. La propiedad es vendida al Arzobispado de Santiago, que lo arrienda al MINEDUC, iniciándose su deterioro al instalarse el Liceo 3 de niñas, posteriormente en los 1970 la FER ocupa el edificio, luego la Inmobiliaria San Luis lo adquiere, subarrendándolo en locales comerciales, que afectan enormemente la casa. En 1980 es Adquirido por la Inmobiliaria Raul del Rio, coincidiendo con su declaración como Monumento Nacional, título que se le quita años más tarde por litigios legales. Su estado empeora con el Terremoto de 1985.  En 1981 fue declarado monumento por Decreto de Ministerio de Educación y en 1987 es declarado oficialmente Monumento Nacional, cuando ya su estado era deplorable.

Es un edificio de concepción clásica, con un volumen de edificación continua, con elementos y formas del renacimiento francés del siglo XVII.

Fue declarado monumento por Decreto de Ministerio de Educación en 1981.

En este momento el edificio está absolutamente abandonado y a un pelo de caerse, de hecho, el próximo temblorcillo, seguro se le cae un pedazo de la esquina que esta particularmente propensa.

Patrimonio Nacional, el caso del palacio Pereira

Está rodeado de torres, lo cual indica que el terreno es sumamente rentable. Al ser monumento no puede ser demolido, está protegido, en ese aspecto, pero en ningún otro. Mantener ese monumento es caro para un privado, y el estado no destina fondos para la conservación de estos bienes, no sólo eso, además las limitaciones que impone la ley restringen su uso rentable, lo suficientemente rentable como para que sea factible que se mantuvieran, tanto así, que son conocidos los casos en se queman misteriosamente

Lo grave es que el caso ejemplifica como no se está considerando la importancia de conservación, sobretodo en este caso en que se trata del triángulo fundacional del centro de Santiago, el centro neurálgico de todo el país, espacio que se supone debiese representarnos, ya que es la parte mas antigua de la ciudad, testigo de su proceso de trasformación y desarrollo.

Así de importante a mi parecer es, y debiese manejarse con el debido respeto y preocupación, destinando fondos y sobretodo, facilitando la gestión para que esto edificios se reutilicen, ya que la reutilización y consiguiente transformación es la mas factible herramienta de protección.

Estructura:
El Palacio tiene 2.100 metros construidos y 2 pisos. Su estructura es de albañilería de ladrillo. La fachada principal posee ventanas de medio punto y pilastras jónicas en el primer piso, ventanas de dintel recto y frontones triangulares o circulares.La puerta principal, está enmarcada por 2 pares de columnas que sostienen un balcón. Todas las ventanas poseían rejas de fierro forjado, elementos que hoy sólo se aprecian en la segunda planta.

La fachada por calle San Martín es más extensa y homogénea en sus formas y repite los mismos elementos de la fachada principal. Existen 3 accesos. además los soportes de las ventanas son de mármol, material que antiguamente también decoraba parte de las fachadas.

La planta del palacio es única en Chile y se aleja del modelo hispano típico: Se organiza en torno a una galería con forma de cruz latina.

En cuanto a su interior podemos decir que posee en sus decoraciones yeserías de gran calidad, aun apreciables. Poseía al menos 12 salones. La galería tenia un piso de distintos tipos de mármol, parquets importados y diversas chimeneas.

Autor/Fuente
separa_entrada