lunes 23 agosto, 2010
Etiquetas: ,

“La Tragedia del Humo”, la mayor catastrofe minera metalífera a nivel mundial


El 19 de Junio de 1945 se produjo el el mayor accidente ocurrido en una mina metalífera a nivel mundial.  Un incendio de proporciones  terminó con la vida de 355 hombres, el cual fue denominado “La tragedia del humo”.

Eran las 6:30 horas de la mañana cuando, cerca de 1.000 mineros habían comenzado sus turnos en los piques subterráneos; una hora después comenzó la tragedia al recalentarse el petróleo de un tambor que se habría puesto al fuego para procesarlo. El fondo del tarro habría explotado e incendió el techo, generando una corriente de aire que inundó el lugar de un humo tóxico y que se propagó al interior de la mina, debido a las condiciones de ventilación existentes en El Teniente en aquellos tiempos.

Los mineros que se encontraban más cerca del siniestro, lograron escapar entre el humo y el fuego. El resto buscó refugio en los pasillos de seguridad construidos en las galerías o al fondo de los piques. En ese momento se dio la alarma por vía telefónica interna de la mina, pero ya era demasiado tarde, el denso humo se había propagado y los sistemas de ventilación no funcionaron. Una nube densa impedía la visión y el escape de la gente. Además las salidas de emergencia no estaban correctamente señalizadas, lo que resultó decisivo en las proporciones de la tragedia.

Alrededor de las 20:00 horas el fuego pudo ser controlado, pero el humo inundaba todo y los rescatistas tuvieron que esperar hasta el mediodía del día 20 de junio para entrar a los túneles.

Durante 3 días se prolongaron las labores de rescate, hasta el 21 de junio de ese año de 1945, pero lamentablemente los esfuerzos fueron infructuosos: 355 mineros yacían sin vida y otros 747 estaban heridos. Los trabajadores no fallecieron producto del fuego, sino asfixiados y envenenados por el monóxido de carbono que deja inconsciente a las víctimas.

En la medida que el humo se fue retirando aumentaron los esfuerzos, ya que en un inicio entraron al mineral únicamente grupos autorizados. Sólo cuando se comprobó que no quedaba monóxido de carbono se permitió la entrada a grupos de voluntarios para buscar a las victimas. En el rescate participaron el cuerpo de bomberos y de carabineros. Los cuerpos fueron trasladados desde El Teniente 5 al exterior del yacimiento por camilleros.

Los cuerpos de los trabajadores fallecidos fueron trasladados a la morgue del campamento y, cuando superaron la centena, fueron llevados a la Escuela Vocacional. Una vez allí, comenzaron las labores de reconocimiento e identificación.

El primer funeral de los trabajadores fue efectuado el miércoles 20 de junio, y contó con la presencia del presidente Juan Antonio Ríos y el Senador Comunista Pablo Neruda.  El 21 de junio se realizó el segundo sepelio, en donde se enteraron 125 obreros. Finalmente, el 22 de junio fue el último funeral, en que se enterraron 149 trabajadores.

La mayoría de los difuntos fueron enterrados en el Cementerio 2 en Rancagua, existe un memorial y un patio de cientos de tumbas con una cruz blanca de cemento.

Con motivo de esta tragedia se creó la Fundación O’Higgins, encargada de administrar los dineros reunidos por donaciones y aportes fiscales para ir en ayuda de los deudos de los mineros. Esta fundación existe hasta el día de hoy, y una de las obras principales es la entrega de las casas para las viudas de “El humo”, llamada Población Fundación O’Higgins (la Población O’Higgins, a secas, se encuentra al costado de ésta) y es más conocida como “Las Viudas”.

separa_entrada