lunes 13 septiembre, 2010
Etiquetas: , ,

La “Cuestión Social”, el gran tema del Centenario

La “Cuestión Social”, el gran tema del Centenario

En los diarios santiaguinos se discute acerca de la llamada “Cuestión Social”. El Diario Ilustrado sostieneque uno de los asuntos más graves que ella porta es la “natural lucha del obrero para trabajar siempre menos y ganar siempre más”. La Unión, de Santiago, por intermedio de Don Rafael Edwards, expone que las habitaciones obreras son “un baldón para nuestro país. En los miserables conventillos en que vive el pueblo no se puede esperar que se conserve la inocencia de los niños, ni la honestidad de las costumbres. la vida misma de obreros y de sus familias está amenazada por el pestilente contagio de los conventillos”.

Al amanecer Septiembre, el clamoreo es colectivo. Todos se felicitan de vivir en fecha tan magna. Dicen que hasta del Japón habrán visitas. Los europeos parecen estar locos porque las fiestas comiencen.

Algunos, que han viajado a europa, no creen en tanta maravilla porque han visto con sus ojos algunos vaudevilles donde nos ponen de oro y azul, imaginámdonos como chilenitos llenos de generales, de balazos, de canciones y de asuntos indígenas, de animales salvajes, de selvas,y de monos ridículos. Por lo menos, el que quiera creer que lo crea; el que no, que se vaya a París para ver Coucou-Chili, La Petite Chillienne y Le General Bom-Bom. Son espectáculos en los que mezclarse Lehar, Strauss y La Araucana, de Ercilla.

La ciudad se llena de luces. Y de Hoyos. Las familias ricas arriendan sus palacios al gobierno para alojar en ellos a los invitados. Se los pintan y los condecoran con guirnaldas de luces, envolviendo sus detalles. A veces, se puede leer en ellos: Dios y Patria. Trepando, las luces llenan en contorno del cerro Santa Lucía. La prensa trata de convencer a los basiliscos que manejen coches de posta, para que cobren las tarifas que la autoridad ha fijado sin agredir a los que reclaman, zarandeando la huasca del pescante.

Autor/Fuente
Alfonso Calderón Squadritto Cuando Chile cumplió 100 años, 1973, Editorial Quimantú
separa_entrada